Advance Wars: Dual Strike

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +
Dual Strike

Como tan sólo queda una semana para el estreno de Advance Wars: Dark Conflict, he preparado esta reseña de su precuela, para ir calentando motores.

Advance Wars: Dual Strike es un juego de estrategia por turnos desarrollado por Intelligent Systems para la consola portátil de Nintendo, Nintendo DS.

Para mí, es uno de los mejores juegos que han sacado para esta consola. Es divertido, entretenido, y te hace rebanarte los sesos como si de un juego de ajedrez se tratara. Por ello y por todo lo demás (Mastercard xD), le dedico este pequeño tributo en forma de reseña.

Objetivos, ejército y OJs

Controlas a uno de los cuatro ejércitos disponibles: Orange Star, Blue Moon, Yellow Comet o Green Earth. Para ganar una partida, hay que destruir a todas las unidades enemigas, capturar su Cuartel General (CG) o lograr que se rinda. En excepciones, las reglas pueden exigir que captures un determinado número de edificios, que derrotes a una unidad específica, que venzas antes de que se acabe el tiempo, etc.

Las tropas controlables pueden clasificarse en dos grupos:

  • Según su medio de desplazarse, hay unidades terrestres, navales y aéreas.
  • Según su función, pueden ser unidades de ataque directo, de ataque indirecto, de infantería y de transporte.

Antes de comenzar una batalla, es recomendable planificar la estrategia a seguir. Uno de los aspectos que puede ser determinante en una partida, es la buena (o mala) elección de los Oficiales en Jefe (OJs). Cada OJ posee unas cualidades que se transfieren a sus propias tropas. Por ejemplo, Max tiene un ataque directo muy potente, pero sus unidades de ataque indirecto son muy débiles; las unidades de Jake saben luchar mejor en sitios llanos; y el viejo Hachi puede comprar tropas a muy buen precio.

De vez en cuando, los OJs pueden hacer uso de Poderes y Súper Poderes, en los que durante un turno, pueden desatar todo su potencial. Cuando dos OJs se alían y cargan sus medidores de Poder, pueden ejecutar un ataque combinado llamado Ataque Dual. Y por si fuera poco, conforme un OJ va ganando experiencia en el campo de batalla y va subiendo de rango, puede aprender nuevas habilidades para poner en práctica en sus siguientes combates.

Terreno, edificios y clima

Los mapas de Advance Wars suelen presentar tipos de terreno y construcciones muy distintas. Saberse manejar por el escenario es muy importante si se quiere ejecutar la estrategia deseada.

El terreno condiciona la movilidad y la defensa de las unidades. Tendremos mejor cobertura si atacamos al enemigo desde las montañas, que si luchamos en una simple carretera. Hay tropas que no pueden desplazarse por algunos tipos de terreno, como los submarinos, que no pueden adentrarse en las playas (ni en tierra firme, lógicamente); o los tanques, que no pueden escalar las montañas. En un mapa podemos encontrar: llanuras, carreteras, bosques, montañas, mar, playas, arrecifes, tuberías, juntas de tuberías, puentes, ríos y edificios.

Los edificios son, casi siempre, la clave de la victoria. En ellos podemos incrementar nuestra defensa y reparar nuestras unidades, y por cada uno que tengamos, nuestros fondos en cada turno incrementarán. Podemos capturar edificios neutrales y enemigos (nunca aliados). Para hacerlo, basta con llevar a un grupo de infantería hasta uno de ellos, y seleccionar la opción «Capturar». Cuando el medidor de veinte llegue a cero, la construcción será nuestra.

Hay varios tipos de edificios: los Cuarteles Generales; las ciudades; las bases, los puertos y los aeropuertos (que sirven para reclutar unidades); las torres de comunicación, que aumentan nuestro poder ofensivo; los silos (lanzan misiles); y los especiales, como las fábricas, los cañones y los Plasmas-N.

El clima repercute en la movilidad y visión de las unidades. Éstas podrán pasar desapercibidas si hay Niebla de Guerra (y esconderse en los bosques, por ejemplo), y avanzarán más despacio si se producen lluvias o nieva.

Modos de juego

El modo Campaña cuenta los conflictos que tiene la Alianza de Naciones con Black Hole, un ejército proveniente de otro planeta, que quiere explotar los recursos de Omega Land para su propio beneficio. Durante este modo se intercalarán grandiosas batallas con unos diálogos intensos entre los personajes.

El modo Batalla (mi favorito), es una colección de mapas de guerra muy variados en los que no hay reglas especiales (aunque sí puedes elegir algunas opciones para la partida). Es el modo ideal para jugar durante un viaje corto en metro, o en una parada mientras esperas al autobús. Algunos de sus mapas suponen verdaderos retos. También es perfecto para entrenar y subir a los OJs de rango.

En el modo Combate se pueden disputar decenas de mapas personalizados a tu gusto, con un montón de opciones para elegir. En él, además, puedes preparar una partida para varios jugadores en los que éstos tengan que turnarse y pasarse la consola para jugar.

El modo Desafío propone al jugador tres diferentes retos: superar 11 mapas específicos antes de que se agote el tiempo, los fondos o un número de turnos. Posteriormente, cuando se supera el nivel de dificultad fácil, se desbloquea uno de mayor dificultad.

En el modo Duelo se juega totalmente distinto… ¡en tiempo real! Se nota bastante que es un modo de relleno, porque tiene pocos escenarios y no está muy perfeccionado, pero el resultado queda notablemente bien. Esperemos que Advance Wars: Dark Conflict se haya incluído esta emocionante forma de jugar.

En la Tienda, podemos comprarle a Hachís Hachi, con los puntos que vayamos obteniendo en nuestras victorias, mapas para los modos Batalla y Combate, nuevos OJs, trajes para los personajes, elementos para el diseño de mapas, una Galería de fondos, un menú con los Sonidos y melodías del juego, etc. Adicionalmente, si insertamos cualquiera de los dos Advance Wars de Game Boy Advance, recuperaremos los mapas originales de la saga por tan sólo el precio de una moneda.

El modo Multijugador es brutal y divertidísimo. Gracias a la conexión inalámbrica de nuestras DS, podemos intercambiar mapas con nuestros amigos, chatear, librar colosales batallas de hasta ocho jugadores (singles y multi-tarjeta) y participar en Duelos. La única pega es que no se puede jugar a través de Internet (¡cagüen…!). En Dark Conflict sí se podrá.

Advance Wars: Dual Strike también tiene un Historial donde podemos ver nuestro rango y una lista de medallas con nuestras estadísticas y mejores logros. Y si nos cansamos, podemos diseñar nuestros propios mapas (aunque desgraciadamente sólo podemos almacenar tres) y cambiarles el color de la ropa y los complementos a nuestros OJs. Entretenimiento para rato.

Aspectos técnicos

  • Gráficos: Los gráficos son simples pero efectivos. Cuando nos movemos por los mapas y los menús son más bien normalitos (en realidad no se necesita más), pero cuando atacamos a alguien saltan escenas muy bien animadas y ambientadas.
  • Sonido: Las melodías no son lo que se dice muy «orquestales» (algunas están recuperadas de viejas partes de la saga), pero hay gran cantidad de ellas. Cada OJ, menú y situación tienen la suya propia. Los sonidos son numerosos, y hay uno para cada acción que hagamos con el stylus.
  • Jugabilidad: Es muy fácil aprender a jugar, aunque para conocertodas las técnicas y secretos maestros se necesita tiempo. El manejo es muy intuitivo, y la diversión, máxima, pero se echa de menos un tutorial como el de Advance Wars de GBA. Dificultad variable. Muy versátil.
  • Duración: No te cansas nunca de jugar, tanto por su variedad de modos, como por las múltiples estrategias que puedes seguir. Es cierto que al final tanta batallita puede aburrir o resultar un poco repetitiva. Lo mejor para estos casos es probar nuevas estrategias o descansar un tiempo del juego. ¡Ya verás como en pocos días tienes un mono que te subes por las paredes! El multijugador es la caña, lástima que no se le de utilidad al Wi-Fi.

Conclusión

Es único. Si lo tuyo es la estrategia, Advance Wars: Dual Strike (o cualquier otra entrega de la saga) es lo que necesitas. Si nunca habías probado el género, lo más seguro es que este juego acabe enganchándote. Tiene una buena variedad de modos, muchas opciones, cantidad de situaciones, ¡y es divertidísimo! Una joya imprescindible.

Share.

1 comentario

  1. Me considero apasionado de toda la saga pese a tener solamente el primero de la Gba. Es un auténtico killer del tiempo. Se te pasan las horas jugando sin que te enteres. Uno de los mejores gasta-batería del mercado :)