Hoy se me ha ido la pinza

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Pues sí. Voy a contaros lo que he hecho:Hoy he buscado un gato; he cogido uno que he visto por mi calle y lo he tenido encerrado a oscuras en una habitación durante un tiempo, para cabrearlo. Al rato, lo he sacado a un patio interior que tengo, para que no pudiese escapar y ha estado correteando por el patio un buen rato. Yo lo dejaba, para que se cansara y no diera mucho el coñazo. Como veía que tenía más reflejos, más habilidad…vamos, que iba para largo, le he empezado a clavar unas agujas de éstas de coser…a ver si las heridas conseguían pausarlo. El caso es que sí, se ha empezado a cansar; está claro que esas heridas en el lomo y esa sangre cansan a cualquiera, así que antes de que muriera, cuando he visto que su agonía era la justa como para no enterarse de quién estaba cerca, he cogido un hierro afilado y ZAS!, he acabado con su vida, atravesándolo. Me siento muy orgulloso, me he divertido mucho.

Antes de que me llaméis de todo por favor leed:

Si cambias gato por toro, en vez de un -censored- maltratador de animales sin sentimientos ni escrúpulos, ¿que sería, un maestro? ¿Me sacarías a hombros? El toreo es una forma más de asesinato animal. Esto no trae buena suerte, no hará que se encuentre vida en Marte, ni ayudará a las víctimas de los países que han sufrido la plaga de escarabajos. Pero concienciará al atajo de insensibles y desaprensivos que consideran la tortura, el dolor y la muerte un arte. Copia y pega para que sea legible. PÁSALO.

[Visto en: Proteus]

Share.

2 comentarios

  1. Hombre, no creo que sea exactamente el mismo caso, aun estando en contra de muchas de las judíadas que le hacen al toro.