He ganado una hora más de vida

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

No tengo ni idea de qué hora es, cada manecilla que hay en mi casa marca un número distinto. Me rijo por mi propio horario biológico. Si tengo ganas de dormir, duermo; si tengo ganas de comer, como; si tengo ganas de ir al baño, voy. Esto es felicidad. Hoy es un gran día, he ganado sesenta minutos más de existencia. Haced lo mismo: ¡atrasad ya vuestros relojes!

Si me muero antes del próximo cambio de hora, habré rentabilzado mi vida.

Share.

2 comentarios