El dueño del pozo

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +


Un hombre es propietario de un pozo situado en el desierto. Descubrió que en ese lugar había agua y lo construyó con su esfuerzo y su dinero. Ahora sobreviene una gran sequía en la comarca y el único pozo que no se ha secado es el suyo. Mucha gente viene a pedirle agua, y él la vende cada vez más cara. Llega un momento en que las demás personas ya no pueden pagar más. ¿Tiene derecho el propietario a dejar que sus vecinos se mueran de sed? ¿Por qué? Vota en la encuesta y opina en los comentarios.

Resultado de la encuesta a día de hoy, 31 de mayo de 2007:

  • Abaratar el precio del agua: 62%
  • Compartir el agua: 19%
  • Dejar que sus vecinos se mueran de sed: 12%
  • Otra opción (escrita en los comentarios): 6%
Share.

3 comentarios

  1. The-RockeR on

    ¡Por supuesto que sí! Ésto me recuerda al comunismo, según el cuál un hombre que trabaja mucho debe obtener lo mismo que otro que no da palo al agua…
    Si se mueren de sed es por no haber buscado ellos agua. Aunque pensándolo de otra manera, no creo que debiéra dejarlos morir, porque si se mueren, el «señor del pozo» dejaría de obtener beneficios.

  2. En ese caso el agua se habría convertido en un bien escaso y de primerísima necesidad por lo que su precio estaría regulado por el estado! jaja

    Igual que los promotores inmobiliarios ponen las viviendas a la venta a un precio que cualquier trabajador mileurista puede pagar…