Si Bruno no hubiese atravesado la alambrada

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

niñopijamarayas2

Ayer vi El niño con el pijama de rayas, la adaptación cinematográfica del best-seller de John Boyne. A pesar de que me la recomendaron encarecidamente, no es una gran película, ni mucho menos. Es una simple adaptación, barata y facilona como ninguna. Han intentado arreglar los errores que tenía la novela, pero aún así les ha quedado una película que más que interés transmite aburrimiento. Nada que se pueda comparar con La Vida es Bella o La lista de Schindler. El final sorprenderá a más de uno, nada más.

Los personajes son totalmente planos, como en el libro. Se le da muchas vueltas a temas irrelevantes (como el de la muerte de la abuela). La dirección se nota desganada. Y se echan en falta más arañazos, mordiscos y pisotones (los que la hayan visto ya me entienden). Si de verdad queréis estremeceros con el grito de dolor de una madre, ved El Orfanato y dejad las películas comerciales para otro día.

Share.

2 comentarios

  1. Yo he leido el libro, pero no he visto la película, y la verdad, me parece un poco cutre, la ignorancia que tenía el crio, y otras muchas cosas, me parece una forma muy fácil de ir contra el nazismo, inventándose cosas, mientras que ese crío, tendría que saber donde está, que es aleman, que al otro lado no hay que pasar, por cualquier cosa, pero el libro no me gustó.

  2. ¡Es increíble! Iba a escribir más o menos lo mismo que Josemi, es decir, que sólo he leído el libro y eso, y que no puedo opinar sobre la película. No recuerdo el sabor de boca que me dejó el libro… ¡por aquellos entonces yo aún no criticaba los libros que leo en mi blog, porque no lo tenía! XDDDD.