Fallas (respiro o lapsus)

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Fallas en un millón de cosas y no te das cuenta. Siempre dices eso de “ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio” y crees que con eso quedas exento. Nada más lejos de la cruenta realidad. Ya es una cosa en la que fallas. También fallas en tu patética manera de comunicarte, tienes bloqueados tus puntos de carisma. Fallas en el sistema social, búscate un estamento donde quepan tus interrogancias. Fallas desde el principio, en los sueños lúcidos. Fallas dentro y fuera. Fallas desde delante y desde detrás; por delante, por detrás. Fallas con tus indirectas y tu falsa literatura. Fallas: el cable rojo con el cable azul. Fallas con insistencia. Fallas de Valencia a Ottawa.

Hueco para citar la mítica frase: “No lloréis por mí, ya estoy muerto”; porque me daba la gana. Si hay que definirte de alguna manera, lo haría así: No aciertas, no respondes como uno espera, dejas de funcionar bien, pierdes tu resistencia, te rompes y dejas de servir, te equivocas. Esta vez no ladro en metáfora. Último set. Telarañas ardiendo con aceite. Aquí tienes tu propia medicina acumulándosete: píldoras eléctricas en el píloro. Eres la misógina reina del mambo.

Share.

1 comentario