¿En qué se basan los sistemas de calificación por edades?

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

gtadsbaby

Actualmente, en Europa, para clasificar y proporcionar información a los compradores de videojuegos (particularmente padres), y decidan si el contenido es adecuado o no para un niño o joven adolescente, existe el sistema PEGI, (no, no es la novia de la rana Gustavo). Las clasificaciones de videojuegos por edad que podemos encontrar en los estuches de éstos, se hacen supuestamente por expertos (digo «supuestamente» porque este sistema ha fallado al menos una vez) en la materia de la regulación de productos audiovisuales. Así que PEGI está considerado altamente eficaz. Pero, ¿en qué se basa el sistema con el que califica? Vamos a verlo:

  • Indicador de edad para mayores de 3 años: Alguna violencia en contexto cómico.
  • Indicador de edad para mayores de 7 años: Violencia ocasional hacia personajes fantásticos no realistas, imágenes o sonidos que puedan producir miedo o espanto a los pequeños y/o desnudez en un contexto no sexual.
  • Indicador de edad para mayores de 12 años: Violencia gráfica hacia personajes de fantasía, violencia no gráfica hacia seres humanos o animales, descripciones sexuales explícitas o imágenes (como por ejemplo, gente desnuda en contexto sexual) y/o juramentos moderados.
  • Indicador de edad para mayores de 16 años: Violencia gráfica, detallada y mantenida hacia seres humanos o animales no realistas, exposición gráfica y detallada de muerte o heridas no realistas en seres humanos, desnudez erótica o sexual, intercambio sexual sin mostrar los genitales, interjecciones sexuales o blasfemia, estimulación a la utilización de tabaco o alcohol, utilización de drogas ilegales y/o presentación del crimen como atractivo.
  • Indicador de edad para mayores de 18 años: Violencia brutal realista hacia seres humanos o animales, violencia gráfica detallada y realista hacia seres humanos o animales, violencia hacia seres vulnerables o indefensos, actividad sexual con órganos genitales visibles, violencia sexual o amenazas, descripciones detalladas de técnicas que pueden ser utilizadas en delitos criminales, la presentación atractiva del uso de drogas y/o detalles étnico, religiosos, nacionalistas u otros estereotipos que puedan animar al odio.

Como curiosidad, en algunos países, las edades para las restricciones son otras. En Finlandia las categorías se atribuyen a los mayores de 3, 7, 11, 15 y 18 años; y en Portugal, a los mayores de 4, 6, 12, 16 y 18, respectivamente. A parte de las clasificaciones por edad, PEGI añade si cree conveniente añadir ciertas etiquetas en las contraportadas de los videojuegos: lenguaje soez, discriminación, drogas, miedo, contenido sexual, violencia y juegos de azar.

Como habréis podido comprobar, gracias al sistema PEGI los jóvenes tenemos una sutil manera de acostumbrarnos paulatinamente a las inmoralidades de la vida.

Share.

Comments are closed.