Esto es Halloween

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

«Confusión.» Me despierto por la mañana a la hora de siempre. He dormido bastante bien, pero tengo la incertidumbre de si hoy es un día laboral o no. «Dios mío, no me apetece nada madrugar para ir a clase.» En fin, hay que asumirlo. Empiezo a contar mentalmente los segundos que quedan para que suene el despertador (no sé por qué, siempre sé la hora que es sin necesidad de mirar ningún reloj). «5…, 4…, 3…, 2…, 1…»

Se enciende la radio del despertador. «Mierda, cinco minutos más, por favor.» Duermo a contrarreloj durante ese tiempo, hasta que vuelven a llenar mi habitación las canciones latinas de Cadena Dial. «Está bien, ya me levanto. Voy a la ducha.» De repente, se me enciende una bombillita. «¡Milagro!» Hoy es sábado, habré debido de activar el despertador sin querer. Qué alegría, qué placer. «Voy a seguir durmiendo».

Una broma de Halloween
, nada más.

Esto es Halloween.

Share.

2 comentarios