Haciendo limpieza en Google Reader y recordando mis inicios

1

gw620

Una de las ventajas de tener un móvil decente (por fin, hace unos meses adopté un LG GW620 con Android 1.6, que no les da la gana actualizar) es que puedo disfrutar de las mismas cosas que hago cuando estoy con el ordenador, pero en cualquier parte. Programas indispensables como el del correo electrónico, las redes sociales, la mensajería instantánea o los agregadores de noticias están a mi disposición cuando tengo espacios libres.

Sin embargo, venía teniendo un problema con NewsRob, una aplicación que tengo sincronizada con el lector Google Reader. Estaba suscrito a más de 150 feeds, y muchas entradas aparecían repetidas, lo cual, si tenía que descargar el contenido de todas ellas al LG tardaba el doble, a parte de que es molesto que te aparezcan todo el tiempo las mismas noticias. Así que fue la excusa perfecta para hacer limpieza y ordenar todas las suscripciones de Google Reader.

Entonces fue cuando, revisando una por una las webs y blogs, me invadió la añoranza. Entre todos los trastos, aparecieron las bitácoras con las que me crié. Aquellas que me inspiraron (y algunas incluso me ayudaron) para arrancar mi carrera comunicativa en la Red. Leyendas como ThE FuCkInG sHiT, uno de los primeros blogs que empecé a leer, Eden End, Allá en el chorizonte, Jesús de Baldomá, Histriónicos, Degradación Mental, Th!nk Cyr4k, Hmmm, BlogMundi, lorzagirl… La mayoría cerraron con el tiempo, aunque podemos seguir disfrutando de sus antiguas publicaciones. Otras aún se mantienen activas, aunque están bastante paradas (a excepción de la última). Una lástima, pues con ellas pude disfrutar de lo lindo.

Echar la vista atrás me ha traído muchos gratos recuerdos de cuando yo sólo era un pequeñajo con la pretensión de hacerme un hueco en Internet. Hace cuatro años, mis mayores preocupaciones eran encontrar la mejor manera de copiar en clase, que Google me indexara, llegar a las mil visitas y jugar. Ahora que soy un hombre hecho y derecho me interesan temas más profundos como el respeto, las decisiones o mi futuro. Ups, creo que antes no era tan muermo.

Ha sido bonito este rápido flashback, aunque sigue dándome pena haber perdido a algunos de mis maestros, de mis tutores, a quienes les debo muchas horas de inspiración, ejemplo y entretenimiento. Desde aquí mi humilde homenaje a todos ellos; espero que leáis esta entrada y os sintáis tan nostálgicos como yo. Aprovecho también para despedirme de Jueves13 y Dandel, otros dos grandes blogs junto a los que he crecido y que recientemente han cerrado sus puertas. ¡Espero que os vaya muy bien a todos!

Share.

1 comentario

  1. Histriónicos supongo que algún día volverá a la actividad ;)

    Del que hace siglos que no sé nada es de Luther, pero si sigue con el dominio es porque tampoco anda muy lejos.