6 comentarios

  1. Pingback: No solo en Guatemala hay dobles de presidentes | El Espacio Abasme