Cómo elegir la potencia eléctrica en casa

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Para saber bien que potencia eléctrica necesitamos en casa primero hay que saber qué es exactamente. Se trata de la potencia instalada que contratas a tu comercializadora de electricidad. Esta sirve para asegurarte de que vas a poder consumir en casa toda esa potencia al mismo tiempo. Por tanto, cuanto más alta sea, mayor número de aparatos eléctricos podrás enchufar a la vez.

No obstante, también es cierto que cuanto más alta sea esta potencia mayor será tu factura de electricidad puesto que tu comercializadora te la va a cobrar de igual manera consumas más o consumas menos. Esto se debe a que en tu factura tienes dos conceptos (como mínimo) a pagar: la potencia instalada y el consumo de kwh. Para entendernos, comparando con el pago de internet en casa, la potencia sería el alta de línea y el consumo de kwh los megas que tengas contratados.

Elegir la adecuada hará que pagues lo justo por la electricidad y a que no se dispare el interruptor automático cada ver que te excedas en el uso de aparatos eléctricos. Ahora bien, vamos al asunto en cuestión. Para calcular la potencia eléctrica en tu hogar no tienes más que sumar la potencia de todos aquellos elementos que creas que como máximo vayas a tener conectados a la vez. Para ello, busca el momento del día en el que creas que más consumo tienes, normalmente suele ser por la mañana temprano, a la hora de comer o a la hora de cenar.

Para hacer esta suma necesitarás conocer la potencia de cada uno de esos aparatos. Esta se suele encontrar entre las especificaciones o en los manuales de los mismos. Si tiraste o has perdidos estos papeles, una buena solución es buscar por Internet la marca y el modelo. Si con esto tampoco te aclaras, a continuación te dejo un listado con una aproximación de la potencia eléctrica para cada uno de los electrodomésticos más potentes.

¡TRUCO! Para reducir la potencia eléctrica que necesitas y así pagar menos en tus facturas te aconsejo modificar tus hábitos de consumo. Trata de distribuir a lo largo del día el uso de los electrodomésticos con mayor demanda energética. De esta forma podrás reducir la potencia contratada y tus gastos en electricidad.

 

Share.

Comments are closed.