Bajo el influjo del laxante

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Bajo el influjo del cometa, de Jon Bilbao.

Después de leer El cielo de Lima de Juan Gómez Bárcena, me interesé por el catálogo de Salto de Página. ERROR. Horror Vacui de Paula Lapido acabó en la hoguera a las diez páginas (no se merece ni un comentario). Continué con una antología de Jon Bilbao, la promesa del cuento español, y acabé llorando de impotencia.

Atentos, porque este autor imparte talleres de escritura, y atentos, porque son muchos los amiguetes que avalan su trabajo (por orden alfabético): Manuel Astur, Roberto Bartual, Óscar Esquivias, Luisa Etxenike, Sergio del Molino…

A nivel estilístico, Bajo en influjo del cometa está tan remasticada que solo cabe pensar que Jon Bilbao toma por tontos a los lectores. No sabe cómo estructurar la información, no sabe cuándo contar y cuándo mostrar y aún menos para qué sirven las elipsis. Son relatos predecibles, poco interesantes y nada inteligentes. Y lo peor es que es que están plagados de faltas de ortografía.

No hablo de errores menores, no, las faltas son graves y frecuentes: faltas de puntuación y acentuación, adverbios y pronombres mal utilizados («Al quitarse de en medio, el hombre y la mujer pudieron ver en lo que estaban ocupados»), frases sin sujeto, abuso de pronombres y complementos, faltas de concordancia y redundancias, sobre todo redundancias. Abrid una página al azar y comprobadlo vosotros mismos.

En una entrevista, el autor dijo: «Intento que lo que escribo sea ágil». Y supongo que por «ágil» entiende «revisable». Si Bilbao hubiera leído detenidamente dos veces sus propios relatos, se habría dado cuenta de que el nivel de su prosa es de alumno de Secundaria (si un alumno de Secundaria fuera capaz de escribir «Se produjo un intercambio de gritos, insultos y maldiciones durante el que el de la grúa llevó la voz cantante»).

Soy de las que piensan que un escritor debe demostrar que es escritor desde el primer libro. A un veinteañero se lo podríamos pasar, está aprendiendo, pero Jon Bilbao (1972) ya es mayorcito para tratar de aparentar lo que no es. Busquémosle el lado positivo a todo esto: Bajo el influjo del cometa dará esperanzas a esos adolescentes con aspiraciones literarias, ya que evidencia que cualquier obstinado con máquina de escribir puede ser publicado por una editorial medio decente. Incluso en Impedimenta.

Share.

Comments are closed.